PIEDRABUENA

De región volcánica a enclave visigodo

Piedrabuena, en Ciudad Real, es un destino turístico que atrae visitantes por su belleza histórica e impresionantes parajes. Veremos castillos, ermitas,arroyos y volcanes.

Entre sus monumentos destaca la Iglesia de San Bartolomé y la ermita de San Isidro Labrador, que Alberga al patrón de los agricultores , la primera, joya arquitectónica que data del siglo XIV. La historia cobra vida en cada rincón adoquinado de sus calles y monumentos.

Los visitantes pueden conocer  la naturaleza local llena de maravillas como el volcán de Piedrabuena o el cráter de Lucianego. Impresionantes paisajes.

Piedrabuena ofrece un destino que se adapta muy bien para un viaje corto, combinando largos paseos con buena comida, dulces y sitios que no imaginarías que están tan al alcance de la mano.

El primer hecho histórico que muestra la existencia de Piedrabuena data de 1187 por la Bula del Papa Gregorio VIII habiendo sido antiguamente tierra de paso de distintas culturas: los siglos de dominio visigodo (V-VIII) son de un progresivo despoblamiento que afecta a todas las comarcas de la provincia. La época de ocupación musulmana continuará con el asentamiento de numerosas comunidades bereberes, a las que estaba encomendada la salvaguarda de la Marca Media.

Durante el reinado de Felipe II tendrá lugar la primera de las desamortizaciones, llevada a cabo en al siglo XVI y cuyas disposiciones y nueva ordenación se recogen en el documento conocido como de la Desmembración. Tras dichas desamortizaciones la villa será vendida a Alonso de Mesa, capitán de la Armada Española que destacó en las conquistas del Perú, quedando convertido así en el primer señor de Piedrabuena, participando su término de los cambios y dinámicas que la época moderna impuso.

El siglo XX vio como se conformaba el municipio tal y como lo conocemos, con una evolución demográfica ascendente, que retrocede en los años 1970 y se mantiene un lento declive en este siglo. En el aspecto económico, en la década de los años veinte se sustituyen las viñas por los olivos, siendo este cultivo destinado a la producción de aceite el que se ha convertido en la principal actividad económica.

Piedrabuena goza de un extenso y completo patrimonio cultural y ha sido un municipio con una historia destacada durante su existencia, de ahí su patrimonio cultural como resultante.

Castillo de Miraflores y puente de los moros. La construcción de este castillo no está muy justificada o al menos sus orígenes y motivaciones se desconocen aunque la teoría más factible sería la de la defensa de Piedrabuena durante el sitio de la localidad durante la Reconquista. El castillo se encuentra sobre una colina a 2 km del núcleo urbano. Su estilo, pese a su alto estado de ruinas parece ser el típico de la época de la reconquista cristiana del siglo xii. .

El puente de los moros,  Su origen no era el de puente sino el de muro de contención que recogía  las aguas del arroyo de La Peralosa.

Ermita del Santísimo Cristo de la Antigua-. Aloja al Santísimo Cristo de la Antigua, patrón de Piedrabuena, cuya devoción data del siglo xvi. Entre 1805 y 1891 la ermita hace las veces de parroquia durante la realización de las obras de la actual iglesia parroquial. Esta nueva ermita se realizó única y exclusivamente con el apoyo, trabajo y donaciones de los vecinos del pueblo

Ermita de San Bartolomé. La ermita de San Bartolomé está sita en la carretera N-430 en el kilómetro 282, a 2 km aproximadamente en dirección a Ciudad Real del núcleo urbano de Piedrabuena. Data del siglo xiv

La ermita de San Isidro Labrador –Se encuentra en la N-430 kilómetro 279 en dirección a Badajoz, a 2 km del pueblo en un paraje muy estimado por los habitantes de Piedrabuena al estar muy próxima de la Fuente Agria, famosa por su agua con alto contenido en hierro y propiedades medicinal

Ermita de la Sierra de la Cruz. En la cima de la sierra de la Cruz hay una ermita en la cual se conmemora la festividad de la Santa Cruz celebrando misa, procesión y romería.

Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, Se encuentra en pleno centro del pueblo y está enfrente del ayuntamiento. Por su estado de ruinas el pueblo de Piedrabuena se dirigió al arzobispo de Toledo para que se reparara y rehabilitara el templo para poder rendir culto; y dado que a él iban a parar los diezmos, a él le correspondía hacerse cargo de la obra. Esta petición se realizó en 1774 pero hasta 1808, después de múltiples peticiones al Consejo, al Rey y al clero, todos se desentendieron de la obra hasta 1808.

Adarves. Piedrabuena cuenta con algunos elementos patrimoniales urbanos interesantes como los callejones sin salida, que también reciben el nombre de adarve.

Plaza de toros-castillo de Mortara. Tiene la particularidad de estar construida con piedra volcánica en lo que hasta hace poco más de un siglo eran las ruinas del castillo de Mortara.

En Piedrabuena disponen de verdaderos entornos naturales singulares, como el del Puente Nuevo, Los Jarales y El Cañal son muy recomendables, pero quizás destaque por encima del resto la zona turística de la Tabla de la Yedra, uno de los lugares de Ciudad Real autorizados para el baño. Posee gran valor ecológico, como se puede apreciar en su variada vegetación de ribera poblada de nenúfares, arraclanes, olmos o sauces.

Es muy destacable el gran numero de volcanes tan cerca unos de otros unos transformados en lagunas por el paso del tiempo y otros todavía elevándose entre los montes de la zona.

Ayuntamiento de Piedrabuena

Plaza Mayor, 13100 Piedrabuena, Cdad. Real,

926 76 02 50

ayuntamiento@piedrabuena.es

Restaurantes y bares en PIEDRABUENA
Fiestas y eventos en PIEDRABUENA
Y mucho más...